EL OVNI de Ezequiel: Astronaves en la Biblia

en Ooparts/Ufología por

Todo aquél que ande metido en el mundillo del misterio, le sonará de algo el titular con el que he encabezado este post.  Capítulo I del libro de Ezequiel del Antiguo testamento (Ezequiel 1:4-28) donde se nos relata la visión mística que en primera persona tuvo este singular profeta y que ha dado pié a innumerables diseños de naves voladoras por diferentes ingenieros e inventores, como veremos más adelante.

Antes de entrar en materia, permítanme hacer una sinopsis histórica para aquellos que googleando, se hayan topado con esta página. Solo serán dos párrafos resumidos eso sí, con dedicación y cariño, con el fin de meternos dentro del contexto histórico en el que se encontraba el profeta Ezequiel.

Contexto Histórico del Profeta Ezequiel

Pongámonos en antecedentes. Año 587 a.c —algo más de 2.600 años atrás—, los hebreos del reino de Judá o Judea (parte del Levante mediterráneo, dividido actualmente por las fronteras del Líbano, Egipto, Israel, Palestina y Siria), sufrieron la invasión de una poderosa fuerza extranjera, guerrera y conquistadora a la que no pudieron hacer frente: El recién reconstruido reino de Babilonia a manos de los caldeos, con el Rey Nabucodonosor II al frente. Dicho monarca fue el causante de la caída de la ciudad santa de Jerusalén, arrasando a su paso el templo de Salomón y haciendo prisioneros a gran parte del pueblo judío. Para debilitar moral y políticamente al pueblo judío, estos fueron trasladados a Babilonia. Dicho suceso histórico se conoce como el cautiverio Judío en Babilonia.

Unos 1.200 Km es la distancia que separaba la destruida Jerusalén, de la próspera Babilonia, cuyas ruinas las podemos encontrar actualmente en la provincia de Babil, Irak.

Ocho años antes del cautiverio Judío en Babilonia, (595 a.c), surgiría la figura del carismático Ezequiel, un patriarca hebreo que, oliéndose lo que se le venía encima a él y a su pueblo, profetizaría la caída de Jerusalén, como así sucedería. Durante 25 años, Ezequiel ejercería su ministerio como sacerdote y profeta ante una muchedumbre totalmente castigada y oprimida en el que cualquier atisbo de fe y esperanza sería vital para mantener la moral y la memoria de un pueblo que decía ser el elegido, pero que sin embargo, parecía ser que su Dios Yahveh tenía todas las papeletas de haberles abandonado a su suerte. A río revuelto ganancia de pescadores, por lo tanto de esperar era, que ante tal caldo de incertidumbres surgieran profetas de debajo de las piedras, aprovechándose de la situación. Jeremías fue también uno de los que se apuntarían al carro, amén de los llamados profetas falsos.

Un reputado ingeniero de la NASA que se inspiró en las visiones de Ezequiel.

Josef Frank Blumrich (1913-2002), fue un brillante ingeniero aeronáutico de origen austríaco que a partir del año 1959 fue contratado por el Centro de Vuelo Espacial Marshall de la NASA, en Alabama, EEUU. Estuvo al cargo del diseño del cohete Saturno V, del transbordador espacial, del Skylab  y de varios satélites. No era un cualquiera, fue además jefe de la Subdivisión de Desarrollo Estructural Avanzado de la NASA.

Este reputado personaje después de jubilarse en 1974, publicó un libro titulado “Da tat sich der Himmel Auf. Die Begegnung des Propheten Ezechiel mit außerirdischer Intelligenz” (“Las naves espaciales de Ezequiel”), produciendo un acalorado debate sobre la interpretación tecnológica de la visión del profeta.

Blumrich no sabía hebreo ni tampoco estaba versado en el Antiguo Testamento, pero a su favor tenía el saber lo que nadie sobre naves espaciales.

¿Cómo un reputado ingeniero de la NASA se mete en estos berenjenales?

Blumrich en su libro lo explica. En 1970, su hijo Christoph le mencionaría unos trabajos del controvertido escritor Erich von Däniken, donde este afirmaba de la existencia de astronaves en la Biblia. La reacción de Blumrich no se hizo de esperar, y pensó que Däniken había distorsionado el texto original o bien se le había ido la pinza. Lo cierto es que, gracias a la curiosidad y a la mente abierta de Blumrich, obtuvo una versión en alemán del libro y lo comparó con el pasaje de Ezequiel que aparecía en la Biblia, quedándose totalmente perplejo. Para este ingeniero, cada versículo era factible de ser interpretado como un dispositivo tecnológico, llegando a la conclusión de que el libro de Ezequiel contenía los planos para diseñar una nave que podía desplazarse hacia cualquier lado, con una ingeniosa rueda multidireccional. Rueda que Blumrich llegó incluso a patentar como si se tratase de cualquier otro invento. ¿Pura inspiración de una mente aventajada como fue la de Blumrich, o realmente en la Biblia se esconden planos para diseñar aeronaves?

Sea como fuere, Blumrich no fue el primero en diseñar una nave real a partir de la visión que tuvo el profeta Ezequiel. Casi un siglo atrás, cuando el hombre ni siquiera había empezado a volar, ya habían algunos que se habían adelantado a Blumrich, pero eso —con el fin de no saturar este post—, lo dejaré para una segunda parte que colgaré en breve.

 

Ronny Petersen Kamp
____________________________________________________________________________
De ascendencia alemana y criado en España, realizó diversos estudios relacionado con ramas técnicas como “Técnico Superior en Sistemas de Regulación y Control Automáticos” y “Técnico Superior en Sistemas de Telecomunicaciones e Informáticos”, ambos realizados en la escuela Saleciana de San Juan Bosco, Tenerife.
Después de residir y trabajar en diversas CCAA de España (Canarias, Andalucía y Baleares), en 2012 vuelve a Hamburgo, su ciudad natal, obteniendo en apenas 7 meses la titulación académica de “Oficial Electricista Orientado a las Energías y Tecnologías de Construcción” (formación que en Alemania requiere cerca de 4 años y medio). Actualmente se gana la vida como electricista, alternando esta actividad con otras como la de traductor y/o profesor de Español-Alemán. Es también un apasionado de la fotografía y el mundo del misterio, así como amante de la lengua castellana y la lectura, razón y motivo por la cual existe este humilde espacio web.

Deja un comentario

Your email address will not be published.