¡Una de Reptilianos Por Favor!

en Conspiraciones por

No hay evidencias claras, rallan el absurdo más bizarro, sin embargo, no es impedimento para que cientos de miles de personas crean ciegamente en ello, independientemente de la edad que se tenga y que además, lo defiendan a capa y espada como si de una religión se tratase. Los que defienden esta peculiar teoría dicen que las pruebas están ahí, en los cientos de videos alojados en youtube, donde supuestamente se les cambian las pupilas,  poniendo de manifiesto su verdadera naturaleza. A pesar de que el título del post ya lo deja claro, lo cierto es que sin el mismo, ya más de uno adivinará ipso facto de que seres estamos hablando: Los “Reptilianos”.

Teoría de los Reptilianos para Dummies. 

Para el despistado o con el altruista afán de aumentar la cultura de las leyendas urbanas 2.0, haré un breve pero escueto resumen de lo que trata está peculiar moda de los reptilianos, antes de meterme a fondo con el tema.

La fuente y origen de los reptilianos, los encontramos en fuentes oscuras y relatos poco precisos que datan de épocas pretéritas:

— las tablillas sumerias encontradas en Irak (Annunakis).

— Textos sagrados de la cultura mesoamericana (Quetzalcóatl).

— Cécrope I en Atenas, Sobek en Egipto, los Naga en la India, etc.

En resumidas cuentas lo que nos viene a decir esto, es que una suerte de dioses antropomorfos pero con apariencia o naturaleza de reptil (Annunakis, Quetzalcóatl, Cécrope I en Atenas, Sobek en Egipto, los Naga en la India, etc) y originarios de Nibiru, Draconia o vete a saber de que planeta, estarían detrás de los designios del ser humano y del mundo desde hace milenios y, que aún a día de hoy, sus descendientes se encontrarían camuflados entre nosotros, ocupando los estratos sociales mas altos de poder para así controlarnos a su antojo: Banqueros, poderosos empresarios, políticos, presidentes, miembros de la Realeza, grupos de poder, pasando por personajes famosos como cantantes, actores, periodistas o artistas así como aquellos que están detrás de los mass media.

Todos ellos formarían parte de esta siniestra raza, cuyo fin no sería otro que el de mantener a la raza humana en permanente esclavitud y al servicio de estas oscuras entidades. Ellos mismos, serían los responsables directos de gran parte de los males y miserias que azotan al ser humano desde sus inicios; esclavitud, religiones, guerras, crisis mundiales, hambre, etc. Los motivos de tanta injusticia son variados; servir de alimento a estas criaturas, tenernos esclavos para sus propios y oscuros intereses o no dejar que evolucionemos por temor a hacernos superiores a ellos y hagamos con ellos quizás, lo mismo que lo que ellos hacen con nosotros, por eso, se han camuflado entre nosotros, para no levantar sospechas ocultando su forma reptil, mostrándola sola ante aquellos de su confianza o por “accidente”.

¡Una de Reptilianos por Favor!

No hace falta estar metido en temas de conspiraciones o de ufología para que alguien le suene el tema. Es otro de los clásicos que se han extendido por internet, por lo tanto inevitable es toparse con alguna que otra referencia hacia el tema; bien en redes sociales, blogs especializados en el tema, conferencias o libros.

No es mi intención hablar de ello (ya hay blogs que se empachan a gusto con ello), sino de lo que hay detrás del mismo como fenómeno social y el tinglado que tienen montado, ya que poco se puede profundizar en teorías pasadas de rosca, con afirmaciones como que la Reina Isabel II de Inglaterra es reptiliana. Y cuando estas teorías se refieren a ella como reptiliana, no lo dicen de forma metafórica, queriendo decir con ello que es una lagarta en toda regla o sea mujer astuta y pícara en el sentido despectivo de la expresión, que en eso podríamos estar mas o menos todos de acuerdo, sino que lo hacen en el amplio sentido literal de la palabra: es decir, bajo su pálida y frágil piel humana —vamos, algo así como la mutante Mystique de X-Men—, se escondería una suerte de ser extraterreno o zoomorfo con características de reptil y que además —como he tenido ocasión de leer por ahí— se pondría bien morada a base de sangre y carne humana.

Por si fuera poco, a este selecto club pertenecerían también un largo etcétera de políticos, hombres de poder y celebridades como; Hillary Clinton, Rihanna, Lady Gaga o Justin Bieber, pasando por familias de poder como los Rockefeller, Rothschild o Bush o incluso el flamante premio nobel de la paz y ex-presidente americano Barack Obama.

Esta ristra de audaces afirmaciones que algunos se despachan a gusto, dicho así; de forma alegre y sin anestesia por medio, no puede pretender ser tomada en serio. Lo normal sería que si uno ofrece una teoría, una verdad o una revelación —y más de este calibre—, indudablemente  tiene que ir sostenido o acompañado de algo. Si no es así, lógicamente tales afirmaciones estarían más vinculados con el mundo de la especulación y la fe que de una tangible realidad.

Este tema es como el bestiario de Tolkien: Es un meterse tímidamente para no salir más de el. No solo por la cantidad de datos y mitología que hay dentro del tema, sino por la infinita diarrea de ruido informativo y hipótesis que hay.  Aunque reconozco, que algunas veces, cuando me invade esa actitud tan humana que muchos se refieren a ella con la palabreja “procrastinar” —en mis tiempos a eso lo llamábamos lisa y llanamente hacer el vago— me da por visitar páginas de este calibre, aunque soy consciente de donde me meto.

Rompiendo una lanza a favor del tema, decir que hay estudiosos del mismo que plantean una serie de hipótesis que, a pesar de que no hay por donde cogerlas, merecen todo el respeto del mundo, porque, a pesar de lo descabellado que resultan sus planteamientos, defienden sus convicciones y argumentos honestamente a base de trabajos de investigación, en los cuales hacen sus interpretaciones.

 

Cualquier parecido con fuentes Hollywoodienses como “V:Invasión Extraterrestre” o “Ellos Viven” es mera casualidad…¿O quizás no?

 

El Fenómeno viral de las pupilas reptilianas.

Hay innumerables vídeos en youtube denunciando este tipo de entidades, como ese “maquillaje humano” que se les desprende como si de un rímel se tratase, dejando a la vista esa piel de lagarto o esas pupilas reptilianas. Juzguen ustedes mismos.

Descartando lentillas y “Adobe After Effects” por medio, lo único real en estos vídeos, es el tema de las pupilas reptilianas, que para mucha gente entregada a estas especulaciones, es la prueba definitiva de la presencia de estas entidades. Incluso a nivel personal he observado que dicho fenómeno en cuestión se acentúa más en TV digitales de grandes pulgadas.

Pero que nadie se engañe, si alguien se molesta en buscar la explicación al fenómeno, llegará a la sana conclusión de que dicho efecto es debido a condiciones concretas de iluminación: La luz que incide a ambos lados de la pupila, hace que esta se “alarga”, puesto que en el centro de la pupila no incide luz ninguna. El ojo es volumen: es tridimensional, pero sin embargo la pantalla del monitor o del TV es bidimensional. Una superficie 2D se apoya en las sombras y luces para crear el efecto 3D, es por ello que a veces surgen deformaciones que no son más que el fruto de los errores que surgen de la representación de un volumen  a una superficie plana.

¿Hay alguien que en pleno siglo XXI crea todavía y a pies juntillas, que todos los vídeos o fotografías que salen en la red son reales? A estas alturas cualquier púber armado con un pc o iPhone, una app de retoque digital y mucho tiempo libre puede hacer cualquiera de estos efectos.

¿Quién se cree todo esto?

Hay un grupo de personajes, conferenciantes o youtuberos que no creen en lo que dicen, pero sin embargo les motiva el negocio de los clics en youtube, las conferencias, algún que otro libros y sobre todo, un culto al ego extremo con toda esta parafernalia. Un ego que les crece de forma superlativa, gracias al apoyo y el aplauso del público, un público por lo general muy entregado, dócil y maleable porque ante todo es un público bastante creyente, como he podido observar personalmente en algunas que otra conferencia.

¿Cuánto dinero se gana por decir que la Reina de Inglaterra es reptiliana?

¿Hasta que punto hay negocio con estas barbaridades que se dicen? ¿Cuanto gana alguien en Youtube por decir que la reina Isabel II  de Inglaterra es una reptiliana?

A estas alturas todos somos conscientes de que Internet se mueve gracias a la publicidad y que millones de visitas en un determinado canal genera unos clicks que les da dinero. Si por cada 1000 visitas, Youtube paga 1 €, y hay vídeos que tienen millones de visitas, hagan ustedes las cuentas: cojan uno de sus canales favoritos de Youtube, y miren las visitas que tiene. Un canal popular y nada del otro mundo, puede generar con cada vídeo en Youtube cientos de miles de visitas, del orden de 200K a 500K al mes. Por poco que uno se lo curra, se pueden subir al canal del orden de 10 vídeos al mes, lo que le puede generar una media total de dos millones y medio de visitas. Quitando impuestos y autónomo le quedarían limpias un sueldo entre 1500 y 1800 € al mes, que ¡ojo! con eso no es que vaya uno a vivir a cuerpo de rey, pero joder, no está nada mal.

¿Es lícito? Si. ¿Es honrado? Cada cual que se forme su propia opinión al respecto, pero cierto es que los clicks y el dinerito subsana para muchos ese handicap.

Un problema que se derivan de todo esto es que se están cargando la credibilidad que debería de tener todo tema relacionado con el misterio y de paso saturan estos temas con ruido informativo poco relevante. Si uno por ejemplo googlea “ufología”, “tablillas sumerias” o exopolítica,  te sale esta peña con sus reptilianos. Y normalmente es este mismo tipo de peña que un día ponen un vídeo donde te dicen y explican que el hombre nunca llegó a la luna y que fue todo un montaje orquestado por la NASA, y en otro video te afirman de que existen una ruinas artificiales en ella y que la NASA quiere ocultarlo a la opinión pública: Haber si nos aclaramos ¿Se fue o no se fue?

Eso por una parte, por otra, todo conspiración llevada a su extremo, como es la conspiración reptiliana, crea una especie de desmovilización ante temas y aspectos fundamentales de la vida, por los que habría que luchar: Si la gente cree que los políticos y representantes del pueblo no pintan nada, porque creen que los reptilianos están detrás de ellos, esto desde el punto de vista sociológico crea una alienación, falta de inhibición y falta de compromiso en el individuo. Cosa que tal como está el patio, no nos deberíamos de permitir.

¿Qué hay de verdad en todo esto?

Este fenómeno de los reptilianos en el que sin lugar a dudas habría mucha tela que cortar, posiblemente sea una de las múltiples caricaturas a la hora de expresar un fenómeno que va más allá de la comprensión humana y de la propia ciencia; un fenómeno sin pruebas o evidencias palpables, pero no menos real, por lo menos, para aquellos que aseguran haber sufrido en carnes propias la “visita” —y hasta la mala leche— de estas entidades: Grises, Mothman, arcontes, íncubos, súcubos, demonios, dioses, ángeles, etc. Un fenómeno que cambia de forma, de nombre, de lugar, de época, pero sin embargo se repite desde tiempos inmemoriales. El sentido común le dice a uno que miles de casos, expedientes, supuestas “abducciones”, etc recogidas por todo el mundo no pueden ser desechados todos por igual al cubo de reciclaje de las explicaciones psicológicas o neurológicas. Pero ese es ya otro tema, bastante más oscuro y siniestro que el de la “alegre” Exopolítica de los reptilianos.

Ronny Petersen Kamp
____________________________________________________________________________
De ascendencia alemana y criado en España, realizó diversos estudios relacionado con ramas técnicas como “Técnico Superior en Sistemas de Regulación y Control Automáticos” y “Técnico Superior en Sistemas de Telecomunicaciones e Informáticos”, ambos realizados en la escuela Saleciana de San Juan Bosco, Tenerife.
Después de residir y trabajar en diversas CCAA de España (Canarias, Andalucía y Baleares), en 2012 vuelve a Hamburgo, su ciudad natal, obteniendo en apenas 7 meses la titulación académica de “Oficial Electricista Orientado a las Energías y Tecnologías de Construcción” (formación que en Alemania requiere cerca de 4 años y medio). Actualmente se gana la vida como electricista, alternando esta actividad con otras como la de traductor y/o profesor de Español-Alemán. Es también un apasionado de la fotografía y el mundo del misterio, así como amante de la lengua castellana y la lectura, razón y motivo por la cual existe este humilde espacio web.

2 Comments

  1. Los reptialianos son tan reales como los personajes de la biblia …es cuestion de Fe , Crear en algo que a ciencia cierta no se sabe solo se comenta de que algo paso alguna vez …de ahi en mas …me hace recordar a los dibujos que veia de pequeño que comenzaban diciendo …” Fantasias animadas de ayer y hoy presentan ….

    Linda pagina me gusta el source 😉

Deja un comentario

Your email address will not be published.