FANTA: La “gaseosa” Nazi Surgida de la Fantasía Alemana

en Actualidad por

Hace poco tiempo —a fecha de este post—, las fachadas principales de mi ciudad natal, se encontraban literalmente fusiladas por anuncios de esta conocida marca de refrescos. El simpático reclamo en este caso, era la salida al mercado de un envase de vidrio clásico de Fanta con su sabor  “original” y cuyo slogan evocador se jactaba de lo siguiente: “das Gefühl der guten alten Zeit feiern will” (“La emoción de celebrar los buenos viejos tiempos”). Unas semanas mas tarde, “misteriosamente” todos los  anuncios referente a “Fanta Klassik” desaparecieron de las fachadas de Alemania, como por arte de magia. ¿Qué había pasado?

La onda retro o vintage es una fiebre evocadora de la que pocos se salvan, siempre será un poderoso reclamo a la hora de vender cualquier cosa. Pero hay que tener muy en cuenta que época se está evocando y qué eslogan se elige para ello, no vaya a ser que defequemos el tema bien hasta el fondo y la liemos parda. Vale, cierto es, que ciertas etapas de la historia si conviene recordarla, por aquello del manido pretexto de no cometer los errores del pasado. Pero de ahí, a “celebrar los buenos viejos tiempos” de la “Fanta Klassik”, que no eran ni más ni menos que los de la devastadora Segunda Guerra Mundial, no es es precisamente pasarse dos pueblos como se suele decir, sino cruzar todo el sistema solar.

Hoy en día a nadie se le escapa que Fanta es una marca de refrescos propiedad de la Coca-Cola Company,  y que se distribuye prácticamente en todo el mundo. Pero ¿Donde y cuando surgió este mítico refresco? Pongámonos en antecedentes.

¿Donde y cuando surgió este mítico refresco?

la Coca-Cola Company, se distribuía por el país teutón sin problema ninguno, era el refresco más consumido de Alemania y poco importaba que el Nacionalsocialismo bajo el NSDAP (Partido Nacionalsocialista de Adolf Hitler) estuviese en el poder;  incluso aunque parezca para muchos increíble, el “Hakenkreuz” (la Swastika) se utilizó como llavero de la  “suerte” con el slogan: “Bebe Coca-Cola, 5 céntimos por botella”.

“Beba Coca-Cola, 5 céntimos por botella”

 En 1941, la Coca-Cola Company,  tuvo que dejar de comerciar con Alemania cuando el gobierno estadounidense (por razones obvias) la prohibió tajantemente, impidiendo a la Alemania Nazi la entrada de los ingredientes necesarios para producir Coca-Cola. Recordemos que hoy en día, su fórmula (Merchandise 100X) sigue siendo todo un enigma. Y sí, por si alguien le quedaba dudas al respecto, uno de los ingredientes es precisamente extracto de la hoja de coca,  preparado por la compañía Stepan en su planta industrial en Nueva Jersey y monitorizado por la DEA (Administración para el Control de Drogas).

 Mientras en los campos de batalla el odio entre alemanes y norteamericanos era brutal, en los negocios todo se olvida. Por ello, la filial de la Coca-Cola en Alemania no renunció tan fácilmente, por lo que Max Keith, jefe de Coca-Cola GmbH planeó una buena estrategia de marketing; cambió el nombre de sus fábricas para hacerlas independientes. Pero lo quedaba una única cosa, la más importante de todas: distribuir un refresco que de alguna manera le hiciese sombra a la Coca-Cola y que fuera obviamente un producto 100% nacional. Una vez logrado tal objetivo, quedaba solo ponerle un nombre al refresco. Por lo que por medio de un concurso entre los empleados alemanes, se les animó a ello y sugirió a sus trabajadores que hiciesen volar su “fantasie” (fantasía en alemán).  Al avispado Joe Knipp, concursante y vendedor de la empresa, se lo dejaron a huevo al oír aquello y dijo: —¡Fanta! y así nació Fanta, producto exclusivamente para el mercado alemán.

Después de la guerra, con los resultados y tragedias que todos y cada uno de nosotros conocemos, la Fanta es comprada por la Coca-Cola Company.

 Es por ello, que esta desfavorable campaña publicitaria ha hecho poner el grito en el cielo a muchos alemanes.

 Aquí un comercial divertido, para quitarle “gas” al asunto.

 

 

 

Ronny Petersen Kamp
____________________________________________________________________________
De ascendencia alemana y criado en España, realizó diversos estudios relacionado con ramas técnicas como “Técnico Superior en Sistemas de Regulación y Control Automáticos” y “Técnico Superior en Sistemas de Telecomunicaciones e Informáticos”, ambos realizados en la escuela Saleciana de San Juan Bosco, Tenerife.
Después de residir y trabajar en diversas CCAA de España (Canarias, Andalucía y Baleares), en 2012 vuelve a Hamburgo, su ciudad natal, obteniendo en apenas 7 meses la titulación académica de “Oficial Electricista Orientado a las Energías y Tecnologías de Construcción” (formación que en Alemania requiere cerca de 4 años y medio). Actualmente se gana la vida como electricista, alternando esta actividad con otras como la de traductor y/o profesor de Español-Alemán. Es también un apasionado de la fotografía y el mundo del misterio, así como amante de la lengua castellana y la lectura, razón y motivo por la cual existe este humilde espacio web.

1 Comment

Deja un comentario

Your email address will not be published.