El Final de los Motores de Explosión: La Industria Automotriz Alemana Amenaza con un Peligroso Efecto Dominó

en Actualidad/iBlog Desde Deutschland por

Cifras Escandalosas en la Importación de Automóviles.

El escándalo Volkswagen que ya va para tres años y todavía presente como si hubiese ocurrido ayer, ha costado (y sigue costando) a la industria automotriz en Alemania una purriada de miles de millones y lo peor de todo es el deterioro imparable de su imagen, que ha hecho mella en la confianza que tenían puesto los clientes en los coches Made in Germany.

Ahora tienen que asumir las consecuencias y por ello la industria automotriz germana hace tiempo que tiene puesto sus ojos en las nuevas tecnologías. Podríamos decir en este caso que no hay mal que por bien no venga, pero obviamente esto traerá multitud de consecuencias. Con la moda de los coches eléctricos cambia de forma drástica el modelo de negocio que tenían antaño los fabricantes y proveedores de automóviles. Las innumerables y caras piezas para la fabricación de un motor de explosión serán cosa del pasado, ya que los motores eléctricos en su aparente complejidad son mucho más sencillos que los motores tradicionales y por supuesto dotados de menor número de piezas, con lo que cualquier empresa novel sin conocimientos de automóviles pero con un buen capital de fondo podría perfectamente hacer frente a fabricantes de coches con un siglo de experiencia, patentes y exclusividad a sus espaldas.

No se trata de que a uno le de pena estos holdings de la industria del motor, incluso a muchos con un rictus cínico en los labios se alegrarán pensando que en últimas instancias esto beneficiará al consumidor de turno, pero lo cierto es que la establecida cadena de montaje de toda la vida va a ser en breve algo del pasado y por supuesto, totalmente inútil. Renovarse o morir y esto indudablemente amenazará la existencia de cientos de proveedores y como no, de cientos de miles de trabajadores, talleres y mecánicos que si bien se tendrán que reciclar profesionalmente, lo cierto es que muchos se van a tener que dedicar a otra cosa, vamos el pan de cada día en la época en que nos ha tocado vivir. Ni que decir que los fabricantes de coches alemanes podrían de la noche a la mañana pasar de ser campeones del mundo a descender drásticamente hacia segunda división.

Apple es un ejemplo claro de no querer dejar pasar este jugoso pastel. Apple, una empresa dedicada a lo que todos conocemos, por lo que pocos se la imaginarán fabricando coches. Hace ya algún tiempo, los de Cupertino andan metidos en el proyecto de un vehículo eléctrico con sistema de conducción autónoma: “Project Titan” es por lo visto su nombre en clave. Apple se centraría en el desarrollo del software mientras que el diseño y la fabricación del coche pasaría por Magna Steyr Fahrzeugtechnick AG, (una empresa austriaca asociada con Apple). Para el 2020 esperan lanzarlo al mercado. Quien sabe, quizás sea de nuevo el momento propicio para comprar acciones de esta compañía, cuyas acciones a día de hoy no paran de subir.

 

Fuentes:

Ronny Petersen Kamp
____________________________________________________________________________
De ascendencia alemana y criado en España, realizó diversos estudios relacionado con ramas técnicas como “Técnico Superior en Sistemas de Regulación y Control Automáticos” y “Técnico Superior en Sistemas de Telecomunicaciones e Informáticos”, ambos realizados en la escuela Saleciana de San Juan Bosco, Tenerife.
Después de residir y trabajar en diversas CCAA de España (Canarias, Andalucía y Baleares), en 2012 vuelve a Hamburgo, su ciudad natal, obteniendo en apenas 7 meses la titulación académica de “Oficial Electricista Orientado a las Energías y Tecnologías de Construcción” (formación que en Alemania requiere cerca de 4 años y medio). Actualmente se gana la vida como electricista, alternando esta actividad con otras como la de traductor y/o profesor de Español-Alemán. Es también un apasionado de la fotografía y el mundo del misterio, así como amante de la lengua castellana y la lectura, razón y motivo por la cual existe este humilde espacio web.

Deja un comentario

Your email address will not be published.